jueves, 15 de enero de 2009

Fréhel















Fréhel: contemporánea de Billie Holiday, antecedente de Edith Piaff


De Wikipedia, biografía de Fréhel:

Marguerite Boulc'h (1891-1951), mejor conocida como Fréhel, fue una cantante y actriz francesa que marcó el período de entreguerras.

Hija de un portero y de origen bretón, Fréhel fue criada en los barrios populares de París. Ya a los quince años comenzó a desempeñarse como vendedora puerta a puerta, hecho que le permitió conocer a La Bella Otero, artista reconocida de la época, quien ve en ella un talento especial y una voz particular, proponiéndole cantar bajo el nombre de Pervenche.

Su repertorio "realista" comienza a ser popular entre 1908 y 1910, fecha que coincide a la de su casamiento con Robert Hollard (alias Roberty), un joven comediante amateur de music-hall que ella conoció en la taberna del teatro Olympia. La pareja tendría luego un hijo que fallecería prematuramente, y más tarde su pareja la abandonaría por Damia, otra actriz y cantante francesa. Fréhel establece a continuación una breve relación con Maurice Chevalier, un colega francés, quien desaprueba su adicción a la cocaína y decide dejarla por Mistinguett, otra cantante francesa.

Embelesada por el éxito, Fréhel (cuyo nombre deviene del cabo bretón del mismo nombre) huye de una vida sentimental desastrosa y se hunde en los vicios del alcohol y las drogas, y deja Francia con rumbo a Europa del Este y Turquia, desde donde en 1923 sería repatriada en un estado lamentable por la embajada francesa. En 1925, la inolvidable inolvidada retorna a las tablas del Olympia para el deleite de un público que no se cansa de sus coplas realistas.

Su físico irreconocible (con un considerable aumento de peso) le abre, paradójicamente, las puertas del cine. Ella vuelve a la fama con Cœur de lilas en 1931, Le Roman d'un tricheur en 1935 y Pépé le Moko en 1936.

En 1950, Robert Giraud y Pierre Mérindol invitarán a Fréhel a presentarse frente al público parisino en una antigua sala de baile, Les Escarpes, situada cerca de la plaza Contrescarpe. Esas serían las últimas apariciones públicas de la cantante. Ella nunca lograría superar sus dramas pasados, y el 3 de febrero de 1951 Fréhel fallece en una sórdida habitación de un hotel de paso. Una importante muchedumbre acudiría a su entierro. Fue inhumada en el cementerio de Pantin.

Ella supo ser una gran vedette. Su público había sido literalmente hechizado por su gran belleza y por la dramática fuerza y potencia de su voz, aunque siempre distinguida.

En 1992, Emmanuel Hubaut, Eduardo Leal de la Gala y Etienne Daho le rindieron un homenaje con el album Ma Grand-mère est une rockeuse (Island Polygram / Bouch Prod).

En el 2001, la canción Si tu n'étais pas là de Fréhel, es utilizada en la banda sonora de la famosa película Le Fabuleux destin d'Amélie Poulain.