sábado, 26 de mayo de 2007

Embarazo. Jornada de reflexión

Esta barriga va a más. El médico dice que casos como el mío son raros, pero que en hombres es poco molesto, nada doloroso. Se resuelve con cesárea. Y esto es importante: mi tripita era notable antes del embarazo, apenas se notará la cicatriz.
Juego al parchís todas las noches con Jack y Rick en Herman´s Club. Observo a las chicas que llegan y saludan, algunas se sientan con nosotros. Creo, por las fechas, que debió de ser una de estas aficionadas la que me dejó preñado. No le diré nada. El niño –ya me han confirmado que será varón- se llamará Hermit.