domingo, 12 de septiembre de 2010

Guitarras clitoridianas










Fecha: 19 agosto 1977
Lugar: Plaza de Toros de las Arenas de Barcelona
Artistas: Paco de Lucía y Santana

¿Hay guitarras clitoridianas?

Sí, las de Paco de Lucía y Carlos Santana.
Para dedos, los suyos.

Era la primera vez que tocaban juntos: los dátiles de Paco y el guacamole de Carlos. Se entendieron de aquella manera. Paco tocó lo suyo, flamenco. Carlos, hombre de corazón abierto a la armonía universal, picó en la entrepierna y le metió mano a ese repertorio recalentado con el que el personal se achucha al abrigo de las sombras. De Santana ya nos había chocado el rasgo ingenuo de llamar “hermanos policías” a los grises armados de cachiporras que sacudieron estopa en su primer concierto de Madrid (teatro Monumental). Esa efusión de pacifismo atolondrado le valió a Carlos "Devadip" Santana cuantiosos y merecidos silbidos del respetable. Eran tiempos extraños. La música, especialmente el rock, era confundida con un posicionamiento ideológico y vital, aunque no estuviera claro a favor o en contra de quien.

Paco de Lucía, arriba de la bola y curado de espantos, en el coso taurino Las Arenas, se tomó las cosas a su estilo: cogiendo la guitarra y haciendo barbaridades. No hay que olvidar que al bueno de Paco, los “Guerrilleros de Cristo Rey” le dieros una paliza en la Gran Vía madrileña por haber declararado: “Yo sólo entiendo de música. La mano izquierda piensa y la derecha ejecuta”. El concierto finalizó con Paco de Lucía sacándole tres cuerpos de ventaja a Carlos Santana a la hora de cruzar sus guitarras. La de palo ganó a la eléctrica. Así fue y así siguen siendo las cositas buenas.