sábado, 9 de junio de 2007

Guty Cárdenas. El Trovador Yucateco






A contarles vengo la última noticia
que en el mundo entero la atención merece:
hoy la vieja España es republicana
y ya no es monarca
don Alfonso XIII.



Después del gran triunfo de las elecciones
y por el camino de la acción civil,
los republicanos, que ya eran legiones,
tumbaron el trono el 14 de abril.

España, España, tu valentía
la monarquía ya destruyó;
España, España, tu vieja historia
tiene otra gloria por tu valor...



Por este corrido a la República de España, tal vez por unas copas de más también, perdió la vida Guty Cárdenas (Mérida 1905/Ciudad de México 1932). Las buenas memorias y los amores fieles o infieles, en cojunción con los prodigios de la técnica, producen milagros. Aquí están recuperadas –y editadas por Nuevos Medios/Corasón- estas grabaciones de El Trovador Yucateco, que fueron realizadas entre los años 1928 y 1931. No se incluye su canto a la joven II República, que grabara en Nueva York en 1931.

El Trovador Yucateco nació con la radio. Ese aparatito y sus encantamientos convirtieron al cantautor de la buena sociedad yucateca en ídolo del pueblo. Sus canciones románticas alcanzaron el corazón de las masas tanto mexicanas como de toda Sudamérica. La pelona le vino a buscar a los 26 años: Guty falleció a consecuencia de los cinco disparos recibidos en una balacera que tuvo con un par de señoritos españoles y el cantaor flamenco Jaime Carbonell “El Mallorquín”. Fue en la cantina del mundo elegante de Ciudad México, el Salón Bach.

La calidad del sonido restaurado es impresionante. Guty Cárdenas desempeñó el papel de catalizador de la trova mexicana hacia el alumbramiento del bolero y la canción moderna. El cantor chilango interpretó de maravilla las primeras piezas de Agustín Lara, también tangos como “Hacelo por la vieja” o sones cubanos como “Carabalí”. Un repertorio que fue en su tiempo crisol de la mejor música popular americana de habla español. Algo parecido estaba haciendo en esos mismos años el afroamericano Leadbelly con el blues clavado en la rosa de los vientos de la música popular norteamericana. Guty dio y recibió gloria. Gran cantante, compositor y guitarrista. Vida corta, leyenda eterna.