lunes, 11 de octubre de 2010

¡Fuego purificador!



X = dinero
Y = crisis
Z= bancos

X + Y + Z = ¡MALDICIÓN!

Visto el macabro resultado de la ecuación en el pasado y el presente,
véase de despejar las incógnitas del futuro con ayuda de los recuerdos de Corpus Barga hablando por boca de otro:

¿Por qué quemaban las iglesias y no los bancos?