lunes, 6 de agosto de 2007

adorablemente mala. Mae West-Duke Ellington



Mary Jean West, más conocida por su nombre artístico Mae West (Brooklyn, Nueva York, 17 de agosto de 1893 - Hollywood, Los Ángeles, 22 de noviembre de 1980) fue una llamativa actriz y dramaturga estadounidense, famosa por su actitud atrevida e irreverente.

Se la considera como el primer símbolo sexual y mujer fatal de la historia del cine. Era la escenógrafa de sus interpretaciones y siempre elegía a sus compañeros de reparto, algo que raramente se concedía a las demás actrices.

Mae West es conocida por sus frases picantes, como: "¿Tienes una pistola en el bolsillo o es que te alegras de verme?". Dotada de gran ironía y curvas sinuosas que exhibía en poses lánguidas y provocativas, fue una maestra del doble sentido; apareció en el firmamento cinematográfico escandalizando a la América puritana de su tiempo.

Mae West sigue disparando entre la entrepierna de todos "l@s escandalizos@s” de cualquier tiempo y lugar.

Recuerdo aquella película en la que una Mae West radiantemente octogenaria alternaba con un flipadísimo Keith Moon. Nunca se jubiló de ser ella misma.

Dalí convirtió en icono los labios de Mae West. De esa boquita pintada de cegador y devorador carmín salieron estas perlas encendidas:

“Cuando soy buena, soy buena; cuando soy mala, soy mucho mejor”.

“Es mejor ser examinado que ignorado”.

“He perdido mi reputación. Pero no la echo en falta”.

“Cuando tengo que elegir entre dos males, siempre prefiero aquel que no he probado”.